Retiro de Ayuno

Se puede ayunar 4 días sintiendo plenitud, saciedad y alegría?

Si, es dificil de creerlo sin haberlo experimentado pero así puede ser. Para esto es importante sentir el llamado del ser interior a pasar por una purificación profunda y silenciar los temores de la mente generando auto convencimiento, un propósito claro y lectura sobre los amplios y probados beneficios del ayuno.
Por eso, en Las tierras de Avalon los invitamos a compartir el ayuno de la mejor manera: En un entorno natural y nutriendo el alma con alimentos no sólidos como son el yoga, la meditación, el descanso reparador, momentos de silencio, otros de conversación, jugos verdes de nuestra huerta, sirope, mandalas, lectura…

En nuestra experiencia personal, haciendo ayunos repetidas veces por períodos de 7 a 8 días e invitando anualmente a otros a compartir la experiencia  pudimos comprobarlo. Es por eso que todos los años, en el comienzo de la primavera y al comienzo del año abrimos la invitación de ayunar en grupo.

https://lastierrasdeavalon.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/image005-300x300.jpg

Información sobre el proceso de ayuno:
El ayuno por razones espirituales y religiosas ha sido parte de las tradiciones humanas desde la antigüedad. Se recomienda en la biblia, el mahabhárata, el upanishad y el corán entre otros. Para el yoga es una forma de tapas (austeridad, restricción) que nos conduce en los ocho angas enseñados por patanjali hacia la meditación y el samadhi.

Algunos beneficios del ayuno:
1 regula el peso, el cuerpo comienza a alimentarse de sus propias grasas y toxinas.
2 embellece la piel y el cabello.
3 descongestiona el aparato digestivo.
4 mejora o cura enfermedades catarrales como gripe, bronquitis, sinusitis, alergias, asma.
5 desaparecen forúnculos, abscesos, granos.
6 ayuda a liberarse de las dependencias. (tabaco, alcohol, café y otras).
7 mejora el funcionamiento cardiovascular.
8 ayuda con problemas de depresión y ansiedad.
9 mejora dolores de ciática, artrosis, dolores óseos.

Es una de las terapias más usadas por la naturopatía para tratar algunos males y acelerar la recuperación de nuestro organismo después de enfermedades. Es una forma muy efectiva de desintoxicar y fortalecer el sistema inmunológico. Numerosos estudios han comprobado que a los tres días de haber emprendido un ayuno, los glóbulos blancos aumentan un 25%.

Durante el ayuno
Debido al efecto profundamente purificador de este procedimiento, las toxinas son extraídas de los tejidos y llevadas al torrente sanguíneo para ser expulsadas del cuerpo. Durante esos períodos, puede sentirse debilidad o dolores leves de cabeza. Tales intervalos de malestar suelen ser breves. La mejor manera de eliminarlos será mediante el descanso, permitiendo pasivamente que el proceso regenerador y rejuvenecedor del ayuno se lleve a cabo.

El ayuno es uno de los grandes antiguos “secretos”, ha sido una enseñanza y una práctica milenaria. Pero nadie puede hacerlo por vos, tenes que hacerlo por vos mismo. No hay otra forma.

Como concluir el ayuno
El período de ayuno es comparable a cuando una  esponja es exprimida y las materias impuras quedan eliminadas de sus profundos huecos. La introducción de alimentos en el cuerpo después del ayuno equivale al agua fresca y limpia que absorbe la esponja, después de exprimirla. Eso es lo que hace con nuestro cuerpo el ayuno y, por lo mismo, es necesario surtirlo de alimentos naturales y saludables cuando volvemos a comer. Y así lograremos nuestro objetivo. Además de purificar, curar y rejuvenecer, haciendo al cuerpo más resistente a las enfermedades, sentiremos efectos profundos en el plano psíquico, y, posiblemente, una nueva percepción de la vida, más alegre, más entusiasta y de confianza en sí mismo.
Todos los sabios y guías espirituales han practicado ayunos regularmente, y por lo menos uno de ellos muy prolongado. También han recomendado su práctica. Jesús, Buda, Mahoma, moisés, Gandhi, ilustres sabios de india, Japón y China… Todos lo han practicado, y luego enseñado. ¿casualidad?…

Recomendaciónes:
Es muy bueno hacer una limpieza colónica antes y/o después y un masaje durante.

Qué traer:
Japa mala, libro, lona o manta, cuaderno y lapicera para anotaciones.

Bibliografía
“El ayuno consciente” rudiger dahlke.
Dres. Hernán artucio, humberto correa, Norma Mazza, María Recarte: medicina intensiva tomo ii cap. 27
Maria Buchinger: el ayuno terapéutico, editorial integral 1998
“ayunar” Anselm Grun